Dhyána / Samádhi (Samyama)

DHYÁNA / SAMÁDHI (SAMYAMA) - Meditación / Iluminación, por el Controlo de la Frequencia de las Ondas Mentales

Aprenda la Secreta Meditación de los Altos Himalayas Indianos (más allá de rshikesh y Haridvar)
y de las Florestas Drávidas del Sur.

La más secreta, eficaz y poderosa meditación del Mundo

No hay verdadera Meditación fuera del Yoga

*

Dhyána / Samyama

INTRODUCCIÓN

Yoga - el Control de la frecuencia de las Ondas Mentales - según el Gran Maestro Patañjali - el único y verdadero codificador histórico del Yoga.

Chita Vrtti Nirodha
(Mente) (Ondas) (Control)

El Yoga (que significa juntar, o ligar, de la raíz Yuj – se dice Yudj = jugo) es un Sistema Integrado de Desarrollo Total del Ser Humano.

1. Explorando completamente todas las capacidades humanas positivas

       1- visibles, 2- latentes, 3- esperadas, 4- inesperadas

y eso debe ser hecho siempre en Armonía (sin desequilibrios, sin que cualquier parte asuma un protagonismo desiquilibrante sobre las restantes o un avanzo/atraso comprometedor)
y después de eso

2. Hasta asumir una dimensión ultra corporal / Cósmica, el (Nirbíja) Samádhi – Iluminación, la Meta del Yoga, catapultando al Ser Humano para una Lucidez Supra Humana (dejando la información genética de fuerte porcentaje animal, con centenas de millones de años, para atrás), ligándolo a la Base de toda la Memoria y Sabiduría Cósmica.


EXPLICACIÓN GENERALISTA

Para ese efecto, el Yoga Sámkhya (al principio, cuando solo había un Yoga - El Yoga - el Yoga se llamaba Sámkhya), dispone de todas las 14 Disciplinas Técnicas – hechas en cada Aula, en 14 Anga, o partes, una para cada Disciplina – el Mahá Sádhaná / Gran Práctica (y más 6 disciplinas Complementares, en un total de 20); todas ellas preparan la última – la más importante: Dhyána – Verdadera Meditación.

Por ejemplo los Ásana – Posiciones Psicobiofísicas, otorgan una resistencia física, muscular, energética, emocional y neurológica excepcionales, únicas y propias del Yoga, preparando para la evolución mental, y para el paso de las altas energías (sin ningún efecto secundario); el Yoganidrá – Técnicas del Relajamiento Físico, Emocional y Mental, permiten además de relajamientos totales y de recuperaciones fulgurantes en pocos minutos, el desatar de nudos neuro-psíquicos, y la auto resolución de situaciones inesperadas e impenetrables de la compleja psique humana; los Mudrá – Gestos Reflexológicos y Energéticos, Hechos con las Manos, exploran la antropológica relación cerebro/mano, y estimulan, el diálogo opuesto de las manos con el cerebro, de forma directa y profunda; los Kriyá – Tonificación y Limpieza Orgánica, (y una adecuada y cuidada Alimentación) proporcionan procesos de desintoxicación intensos y completos, fruto de una sabiduría humana fisiológica natural inesperada; los Mantra – Dominio de los Sonidos, de la Vibración y de la Armonía, permiten lidiar con poderosas fuerzas sonoras con propiedades fuertísimas; los Bandha – Dinamizaciones Musculares y Neuro-Endócrinas, permiten la actuación directa sobre los plexos nerviosos, y glándulas endócrinas/hormonas, extraordinariamente vitalizantes, colocando al practicante en un estado de permanente pico de Juventud, pero con la sabidouría de un hiper control y de una sapiente conducción; los Yama/Nyama – base de auto exigencia y Fraterna del Yoga Primordial de raíz Matriarcal, ayudan a dirigir las altísimas energías acumuladas y dinámicas (impidiendo que entren en descontrol y provoquen lesiones, no solo físicas), estimulando la auto exigencia y Fraternidad, y el trabajo anti-ego deformado, y manteniendo con clareza los propósitos del Yoga, y del practicante, sin desvíos nefastos; el Pránáyáma – Ejercicios Respiratorios de Influencia Energética y Neurovegetativa, proporciona recargas energéticas, excepcionales, así como la entrada en el Sistema Nervioso Autónomo y en las funciones neurovegetativas, y la consecuente sensibilización con las micro corrientes electro-nerviosas, y también electro-químicas, (y también con las Nádí, lineas preferenciales, conductoras, de la energía - los meridianos de la acupuntura, de las etnias de color de piel más amarillenta - y a sus cruzamientos y aglomerados / plexos - los Chakra – se lee Tchakra - principalmente los 7 Chakra Principales); despertando, lidiando y conduciendo poderosas energías corporales, sobre todo la Kundaliní - la Super Energía Residual del ADN, que solo la Sabiduría multimilenar y también la prudencia de los Grandes Maestros Iluminados del Yoga saben correctamente despertar y conducir.

Todo esto constituye la base de la estabilidad y el tronco de la pirámide del Yoga, del cual Dhyána – Meditación, es  su Culmen Luminoso. Sin esto, no existe la Verdadera Meditación; fuera del Yoga, no existe la Verdadera Meditación

Meditación fue la forma “occidental” de caracterizar / “traducir” Dhyána, ya que ese concepto no existía en este lado del Globo, hubo que adaptar un término ya existente, pero lo hicieron inexacta e inadecuadamente, porque meditar quería decir pensar profundamente en algo. Ora Dhyána es el opuesto de la utilización de la mente concreta - para los “occidentales” lo máximo; pero los Yogi (se dice Yougui), aunque inicialmente exploren la mente concreta (y después la Abstracta y Artística) de forma Intensa, brillante y única - después, cuando esta se vuelve un obstáculo grosero (y muchas veces egocéntrico), se elevan para Dimensiones mucho más vastas hasta alcanzar la Potente zona Mental Supra Cognitiva, designada por los anglo-Saxónicos – Overmind, para Más Allá de la Mente Concreta.

Meditação - Dhyána

Entonces el nombre genérico Dhyána, la Verdadera Meditación, engloba 5 Escalones/Alturas, (de los cuales Dhyána es uno de ellos) de esta Fantástica Sabiduría mental humana-Cósmica, que es el Yoga, y que son:

5. Prathyáhára, 4. Dháraná, 3. Dhyána, 2. Sabíja Samádhi, 1. Nirbíja Samádhi.

Cada una de estas Alturas proporcionan el eficientísimo dominio de la mente, reflejándose en el Control de la Frecuencia de las Ondas Mentales, de forma equivalente a la Subida de estas Alturas, alcanzando enorme Elevación e Intensidad, desde la común vigilia - β (beta), pasando a α (alfa) y después profundamente a θ (teta) y Superiormente a Δ (delta).


EXPLICACIÓN TÉCNICA

Para recorrer estos difíciles 5 Escalones, dispone el practicante de seis valiosos Grupos - Niveles Técnicos de Meditación, que le son facultadas a la medida que evoluciona (en las 5 Alturas/Escalones), y que son:

       6. Yantra Dháraná (Concentración en Yantra – Símbolos complejos);
       5. Jápa Dháraná / Dhyána (utilizando Jápa - Sonidos Concentradores, verbalizados, murmurados, y/o mentalizados);
       4. Yantra Jápa Dháraná / Dhyána (Concentración en Yantra y en su respectivo Bija Jápa);
       3. Ajápa Jápa Dhyána, e Afins – Reservado (Concentración en funcione orgánicas sutiles pero evidentes);
       2. Shakti(a) Dhyána / Samádhi – Iniciático; (transmitido por el Sat Guru – Gran Maestro);
       1. Bhakti Shakti Dhyána / Samádhi – Profundamente Iniciático / casi inaccesible (requiere gran preparación y calificación).


Para iniciar la Subida de las Alturas/Escalones, o los - 5 ESTADOS de CONSCIENCIA, los practicantes del Yoga entrenan, comenzando por el
5º Escalón - Prathyáhára – Abstracción de los Sentidos/Sumersión en el Micro Cosmos Interior (y en sus Fantásticas Sabidurías), hasta conseguir abstraerse completamente del exterior (como la tortuga que recoge sus extremidades - volviendo los sentidos para el Universo Interior, concentrándolos, y desvendando el Ser - descubriendo Tesoros). Un examen a esta fase, que tarda largos años en dominar, es el de ligar una fuente sonora (por ej: una radio), y eso no perturbar al practicante, ni mínimamente; después por ej.: próximo de un aeropuerto, con un avión aterrizando (o despegando), eso no interfiere con su recogimiento; de verdad; en el Yoga y en la Evolución no hay engaño – ¡es nefasto hacer trampa contra uno mismo!

Estará entonces preparado, en esa altura, para los 4 últimos Escalones, designados en su conjunto por Samyama – Juntar, como en el Origen:


El siguiente 4º Escalón - Dháraná – Concentración Continua, le permitirá enfocar toda la Mente (como una lupa en el foco) en un solo Objeto de la Concentración, sin vacilar, y sin mover la atención y el pensamiento, ni una fracción de instante. Un examen a esta fase consiste, por ejemplo, en sugerir al practicante algunos temas para análisis, verificando si él los consigue ignorar y mantenerse firmemente focalizado en el “objeto de la Concentración”, dominando completamente a mente. Solo entonces estará preparado para Dhyána – Verdadera Meditación, donde el practicante dispone de un auténtico laser mental, experimentando la Supra Consciencia, la Mente Supra Cognitiva.

Dominado Dhyána, se abre la puerta del SAMÁDHI (Iluminación) - Suprema Consciencia Intelectiva (Buddhi) humana – Cósmica. Hasta aquí no confina el cerebro al limite craniano, pero si usando también todo el sistema nervioso, periférico y autónomo, pero principalmente explorando todos los compartimentos cerebrales exponenciando todas las ligaciones neuronales posibles, y encontrando lo Mejor y más Lúcido de Si, transmutando el Cerebro en un Interface con la sutil envolvente Cósmica.
Ahora en la 2º Altura - Sabíja (con semilla) Samádhi, dará el gran salto para ir a beber a la Gran y Permanente Memoria y Sabiduría del Universo; entrenando la convivencia con las Otras Dimensiones extra humanas, Superándose Totalmente, asumiendo una Grandeza Cósmica.

Finalmente, el ya Gran Maestro – Liberto (Mukta), experimentará completamente y continuamente el Nirbíja (sin semilla) Samádhi – La Grandiosa Meta del Yoga (al 9ª Etapa de Patañjali), rompiendo la Rueda del Samsára, viendo poner detrás de la Ilusión (Máyá), la Realidad de toda la Sabiduría Cósmica - "para más allá de la apariencia", sintiendo y Sabiendo que Todo forma parte de si, y que él es, también, el Todo, libertándose de su pequeño, mezquino y ridículo ego, y quedando al servicio de la Gran Causa Universal - "Completando la Obra".

Nirbíja Samádhi es un Estado Supremo proprio del Sendero Único del Verdadero Yoga. (Sámádhi, por ser un Estado de Consciencia Últerior, nada tiene que ver, por muy superior, con otros estados: Satori, Nírvana, … etc.) - no tengamos ilusiones.

No existe la Verdadera Meditación fuera del Yoga; para el intenso, disciplinado y largo entrenamiento de la mente, hasta la Gran Superación y Capacidad Multi Dimensional es necesario recurrir a todas las Disciplinas Técnicas del Yoga, y a su complejidad, las cuales funcionan como un Gran Soporte y Auxiliar insubstituible, forjando el adepto, con la disciplina, la limpieza, el aumento energético, la Concentración, la Conducción, la Elevación y la Superación. Todo funcionando como una Gran pirámide siendo Dhyána/Samyama – Meditación/Samádhi su Cima Luminosa y única, y además de eso, tener también como Guía un Verdadero Gran Maestro, que ya Efectivamente tenga trillado este Camino (y no que solo lo cuente).


NOTAS FINALES

- Los sopladores -
El resto, las desgarradas “meditaciones” de las organizaciones de “meditación” fuera del Yoga – de la preparación mental, etc. no llevan a nada, a no ser a alguna tranquilidad y bien estar - siempre bien venido en las sociedades del estrés, de la contaminación, y de la agresión al ser humano, y a la Naturaleza - pero que no pasa de secas y pequeñas migajas, chispas moribundas, del Gran Banquete de la Sabiduría, de la LUZ, y del Poder de la Sabiduría, que le es inherente, que a los poco informados practicantes, no siempre se les promete, pero siempre les será negado. (Over Mind) y la Lucidez y la Visión que de ahí le adviene.

El Camino

En el Yoga el Recorrido es fundamental, siempre en dirección a la Suprema Consciencia; esa aproximación del practicante-Filósofo debe ser siempre constante y bien nítida, pues, en caso contrario, estará perdiendo el tiempo, contrariando sus propósitos iniciales, y la Propuesta del Yoga de constante y permanente no teórica Evolución de dirección única y bien necesita, Concentración (y no  dispersión) - donde los medios deberán estar siempre de acuerdo, y ser siempre semejantes, al Grandioso Fin , sin ninguna excepción.



PAREJAS SHAKTA - Meditación por la Paz en la Confederación Portuguesa del Yoga

Dhyána / Samádhi (Samyama)

DHYÁNA / SAMÁDHI (SAMYAMA) - Meditación / Iluminación, por el Controlo de la Frequencia de las Ondas Mentales

Aprenda la Secreta Meditación de los Altos Himalayas Indianos (más allá de rshikesh y Haridvar)
y de las Florestas Drávidas del Sur.

La más secreta, eficaz y poderosa meditación del Mundo

No hay verdadera Meditación fuera del Yoga

*

Dhyána / Samyama

INTRODUCCIÓN

Yoga - el Control de la frecuencia de las Ondas Mentales - según el Gran Maestro Patañjali - el único y verdadero codificador histórico del Yoga.

Chita Vrtti Nirodha
(Mente) (Ondas) (Control)

El Yoga (que significa juntar, o ligar, de la raíz Yuj – se dice Yudj = jugo) es un Sistema Integrado de Desarrollo Total del Ser Humano.

1. Explorando completamente todas las capacidades humanas positivas

       1- visibles, 2- latentes, 3- esperadas, 4- inesperadas

y eso debe ser hecho siempre en Armonía (sin desequilibrios, sin que cualquier parte asuma un protagonismo desiquilibrante sobre las restantes o un avanzo/atraso comprometedor)
y después de eso

2. Hasta asumir una dimensión ultra corporal / Cósmica, el (Nirbíja) Samádhi – Iluminación, la Meta del Yoga, catapultando al Ser Humano para una Lucidez Supra Humana (dejando la información genética de fuerte porcentaje animal, con centenas de millones de años, para atrás), ligándolo a la Base de toda la Memoria y Sabiduría Cósmica.


EXPLICACIÓN GENERALISTA

Para ese efecto, el Yoga Sámkhya (al principio, cuando solo había un Yoga - El Yoga - el Yoga se llamaba Sámkhya), dispone de todas las 14 Disciplinas Técnicas – hechas en cada Aula, en 14 Anga, o partes, una para cada Disciplina – el Mahá Sádhaná / Gran Práctica (y más 6 disciplinas Complementares, en un total de 20); todas ellas preparan la última – la más importante: Dhyána – Verdadera Meditación.

Por ejemplo los Ásana – Posiciones Psicobiofísicas, otorgan una resistencia física, muscular, energética, emocional y neurológica excepcionales, únicas y propias del Yoga, preparando para la evolución mental, y para el paso de las altas energías (sin ningún efecto secundario); el Yoganidrá – Técnicas del Relajamiento Físico, Emocional y Mental, permiten además de relajamientos totales y de recuperaciones fulgurantes en pocos minutos, el desatar de nudos neuro-psíquicos, y la auto resolución de situaciones inesperadas e impenetrables de la compleja psique humana; los Mudrá – Gestos Reflexológicos y Energéticos, Hechos con las Manos, exploran la antropológica relación cerebro/mano, y estimulan, el diálogo opuesto de las manos con el cerebro, de forma directa y profunda; los Kriyá – Tonificación y Limpieza Orgánica, (y una adecuada y cuidada Alimentación) proporcionan procesos de desintoxicación intensos y completos, fruto de una sabiduría humana fisiológica natural inesperada; los Mantra – Dominio de los Sonidos, de la Vibración y de la Armonía, permiten lidiar con poderosas fuerzas sonoras con propiedades fuertísimas; los Bandha – Dinamizaciones Musculares y Neuro-Endócrinas, permiten la actuación directa sobre los plexos nerviosos, y glándulas endócrinas/hormonas, extraordinariamente vitalizantes, colocando al practicante en un estado de permanente pico de Juventud, pero con la sabidouría de un hiper control y de una sapiente conducción; los Yama/Nyama – base de auto exigencia y Fraterna del Yoga Primordial de raíz Matriarcal, ayudan a dirigir las altísimas energías acumuladas y dinámicas (impidiendo que entren en descontrol y provoquen lesiones, no solo físicas), estimulando la auto exigencia y Fraternidad, y el trabajo anti-ego deformado, y manteniendo con clareza los propósitos del Yoga, y del practicante, sin desvíos nefastos; el Pránáyáma – Ejercicios Respiratorios de Influencia Energética y Neurovegetativa, proporciona recargas energéticas, excepcionales, así como la entrada en el Sistema Nervioso Autónomo y en las funciones neurovegetativas, y la consecuente sensibilización con las micro corrientes electro-nerviosas, y también electro-químicas, (y también con las Nádí, lineas preferenciales, conductoras, de la energía - los meridianos de la acupuntura, de las etnias de color de piel más amarillenta - y a sus cruzamientos y aglomerados / plexos - los Chakra – se lee Tchakra - principalmente los 7 Chakra Principales); despertando, lidiando y conduciendo poderosas energías corporales, sobre todo la Kundaliní - la Super Energía Residual del ADN, que solo la Sabiduría multimilenar y también la prudencia de los Grandes Maestros Iluminados del Yoga saben correctamente despertar y conducir.

Todo esto constituye la base de la estabilidad y el tronco de la pirámide del Yoga, del cual Dhyána – Meditación, es  su Culmen Luminoso. Sin esto, no existe la Verdadera Meditación; fuera del Yoga, no existe la Verdadera Meditación

Meditación fue la forma “occidental” de caracterizar / “traducir” Dhyána, ya que ese concepto no existía en este lado del Globo, hubo que adaptar un término ya existente, pero lo hicieron inexacta e inadecuadamente, porque meditar quería decir pensar profundamente en algo. Ora Dhyána es el opuesto de la utilización de la mente concreta - para los “occidentales” lo máximo; pero los Yogi (se dice Yougui), aunque inicialmente exploren la mente concreta (y después la Abstracta y Artística) de forma Intensa, brillante y única - después, cuando esta se vuelve un obstáculo grosero (y muchas veces egocéntrico), se elevan para Dimensiones mucho más vastas hasta alcanzar la Potente zona Mental Supra Cognitiva, designada por los anglo-Saxónicos – Overmind, para Más Allá de la Mente Concreta.

Meditação - Dhyána

Entonces el nombre genérico Dhyána, la Verdadera Meditación, engloba 5 Escalones/Alturas, (de los cuales Dhyána es uno de ellos) de esta Fantástica Sabiduría mental humana-Cósmica, que es el Yoga, y que son:

5. Prathyáhára, 4. Dháraná, 3. Dhyána, 2. Sabíja Samádhi, 1. Nirbíja Samádhi.

Cada una de estas Alturas proporcionan el eficientísimo dominio de la mente, reflejándose en el Control de la Frecuencia de las Ondas Mentales, de forma equivalente a la Subida de estas Alturas, alcanzando enorme Elevación e Intensidad, desde la común vigilia - β (beta), pasando a α (alfa) y después profundamente a θ (teta) y Superiormente a Δ (delta).


EXPLICACIÓN TÉCNICA

Para recorrer estos difíciles 5 Escalones, dispone el practicante de seis valiosos Grupos - Niveles Técnicos de Meditación, que le son facultadas a la medida que evoluciona (en las 5 Alturas/Escalones), y que son:

       6. Yantra Dháraná (Concentración en Yantra – Símbolos complejos);
       5. Jápa Dháraná / Dhyána (utilizando Jápa - Sonidos Concentradores, verbalizados, murmurados, y/o mentalizados);
       4. Yantra Jápa Dháraná / Dhyána (Concentración en Yantra y en su respectivo Bija Jápa);
       3. Ajápa Jápa Dhyána, e Afins – Reservado (Concentración en funcione orgánicas sutiles pero evidentes);
       2. Shakti(a) Dhyána / Samádhi – Iniciático; (transmitido por el Sat Guru – Gran Maestro);
       1. Bhakti Shakti Dhyána / Samádhi – Profundamente Iniciático / casi inaccesible (requiere gran preparación y calificación).


Para iniciar la Subida de las Alturas/Escalones, o los - 5 ESTADOS de CONSCIENCIA, los practicantes del Yoga entrenan, comenzando por el
5º Escalón - Prathyáhára – Abstracción de los Sentidos/Sumersión en el Micro Cosmos Interior (y en sus Fantásticas Sabidurías), hasta conseguir abstraerse completamente del exterior (como la tortuga que recoge sus extremidades - volviendo los sentidos para el Universo Interior, concentrándolos, y desvendando el Ser - descubriendo Tesoros). Un examen a esta fase, que tarda largos años en dominar, es el de ligar una fuente sonora (por ej: una radio), y eso no perturbar al practicante, ni mínimamente; después por ej.: próximo de un aeropuerto, con un avión aterrizando (o despegando), eso no interfiere con su recogimiento; de verdad; en el Yoga y en la Evolución no hay engaño – ¡es nefasto hacer trampa contra uno mismo!

Estará entonces preparado, en esa altura, para los 4 últimos Escalones, designados en su conjunto por Samyama – Juntar, como en el Origen:


El siguiente 4º Escalón - Dháraná – Concentración Continua, le permitirá enfocar toda la Mente (como una lupa en el foco) en un solo Objeto de la Concentración, sin vacilar, y sin mover la atención y el pensamiento, ni una fracción de instante. Un examen a esta fase consiste, por ejemplo, en sugerir al practicante algunos temas para análisis, verificando si él los consigue ignorar y mantenerse firmemente focalizado en el “objeto de la Concentración”, dominando completamente a mente. Solo entonces estará preparado para Dhyána – Verdadera Meditación, donde el practicante dispone de un auténtico laser mental, experimentando la Supra Consciencia, la Mente Supra Cognitiva.

Dominado Dhyána, se abre la puerta del SAMÁDHI (Iluminación) - Suprema Consciencia Intelectiva (Buddhi) humana – Cósmica. Hasta aquí no confina el cerebro al limite craniano, pero si usando también todo el sistema nervioso, periférico y autónomo, pero principalmente explorando todos los compartimentos cerebrales exponenciando todas las ligaciones neuronales posibles, y encontrando lo Mejor y más Lúcido de Si, transmutando el Cerebro en un Interface con la sutil envolvente Cósmica.
Ahora en la 2º Altura - Sabíja (con semilla) Samádhi, dará el gran salto para ir a beber a la Gran y Permanente Memoria y Sabiduría del Universo; entrenando la convivencia con las Otras Dimensiones extra humanas, Superándose Totalmente, asumiendo una Grandeza Cósmica.

Finalmente, el ya Gran Maestro – Liberto (Mukta), experimentará completamente y continuamente el Nirbíja (sin semilla) Samádhi – La Grandiosa Meta del Yoga (al 9ª Etapa de Patañjali), rompiendo la Rueda del Samsára, viendo poner detrás de la Ilusión (Máyá), la Realidad de toda la Sabiduría Cósmica - "para más allá de la apariencia", sintiendo y Sabiendo que Todo forma parte de si, y que él es, también, el Todo, libertándose de su pequeño, mezquino y ridículo ego, y quedando al servicio de la Gran Causa Universal - "Completando la Obra".

Nirbíja Samádhi es un Estado Supremo proprio del Sendero Único del Verdadero Yoga. (Sámádhi, por ser un Estado de Consciencia Últerior, nada tiene que ver, por muy superior, con otros estados: Satori, Nírvana, … etc.) - no tengamos ilusiones.

No existe la Verdadera Meditación fuera del Yoga; para el intenso, disciplinado y largo entrenamiento de la mente, hasta la Gran Superación y Capacidad Multi Dimensional es necesario recurrir a todas las Disciplinas Técnicas del Yoga, y a su complejidad, las cuales funcionan como un Gran Soporte y Auxiliar insubstituible, forjando el adepto, con la disciplina, la limpieza, el aumento energético, la Concentración, la Conducción, la Elevación y la Superación. Todo funcionando como una Gran pirámide siendo Dhyána/Samyama – Meditación/Samádhi su Cima Luminosa y única, y además de eso, tener también como Guía un Verdadero Gran Maestro, que ya Efectivamente tenga trillado este Camino (y no que solo lo cuente).


NOTAS FINALES

- Los sopladores -
El resto, las desgarradas “meditaciones” de las organizaciones de “meditación” fuera del Yoga – de la preparación mental, etc. no llevan a nada, a no ser a alguna tranquilidad y bien estar - siempre bien venido en las sociedades del estrés, de la contaminación, y de la agresión al ser humano, y a la Naturaleza - pero que no pasa de secas y pequeñas migajas, chispas moribundas, del Gran Banquete de la Sabiduría, de la LUZ, y del Poder de la Sabiduría, que le es inherente, que a los poco informados practicantes, no siempre se les promete, pero siempre les será negado. (Over Mind) y la Lucidez y la Visión que de ahí le adviene.

El Camino

En el Yoga el Recorrido es fundamental, siempre en dirección a la Suprema Consciencia; esa aproximación del practicante-Filósofo debe ser siempre constante y bien nítida, pues, en caso contrario, estará perdiendo el tiempo, contrariando sus propósitos iniciales, y la Propuesta del Yoga de constante y permanente no teórica Evolución de dirección única y bien necesita, Concentración (y no  dispersión) - donde los medios deberán estar siempre de acuerdo, y ser siempre semejantes, al Grandioso Fin , sin ninguna excepción.



PAREJAS SHAKTA - Meditación por la Paz en la Confederación Portuguesa del Yoga